el-turismo-y-su-estrecha-relacion-con-la-salud

El turismo y su estrecha relación con la salud

La medicina es una de potencias que dominan el mundo. Puesto que sin ella no habría vida, o calidad de vida que se pudiese mejorar. Es por esto que hoy la relacionamos con otro artilugio por el cual pareciera depender la felicidad del ser humano moderno el turismo. Antes de adentrarse demasiado en el tema es necesario es necesario explicar ambos fenómenos brevemente.

El turismo es una práctica milenaria en la cual uno o varios individuos se desplazan entre ciudades o países con fines recreativos, descanso cultura o salud, Schulman 1980. Establecidos ambas conceptos podemos entablar la relación que existe entre ellos. Es clave destacar que el hecho de salir del lugar de residencia, y realizar largos viajes entre ciudades o países también puede ser llamado turismo.

La medicina por su parte es el área que utiliza métodos científicos, que se encarga de fomentar la salud y reducir lo más posible los niveles de mortandad y postergar la muerte. La salud según la OMS (organización mundial de salud) es el estado óptimo de la mente y cuerpo y a nivel social, sin limitarse solo a la carencia de enfermedades.

Puede ser definido como turismo de salud, ya que de igual manera que un turista común este usuario que fue en busca de bienestar o salud también hará uso del alojamiento, medios de transporte, comida y cultura de dicha ciudad. No se tratara solamente de estar recluido en el centro hospitalario, y si así tuviese que ser, el paciente igual estará en contacto con el equipo de médicos y enfermeros que muy probablemente sean locales.

Lo que supondría un compartir de cultura y si esta se comparte ya se da una de las palabras claves del turismo: Cultura. El término turismo de salud también se aplica en el caso de los visitantes que frecuentan balnearias naturales, como aguas termales, spa, centros de terapias con piedras, entre otros, ya que van en busca de bienestar y salud. El turismo de salud no aplica para pacientes extranjeros que se vieron obligados a recibir atención médica,sin haberlo planificado.

en la mayoría de instituciones hospitalarias del mundo el personal todavía no caen en cuenta de este fenómeno. Su trato con los pacientes extranjeros podría representar un intercambio cultural de índole turístico más allá del término sanitario. La atención al paciente es mucho más que tomarle muestras o comunicar un diagnóstico. La concientización de este maravilloso hecho podría fomentar el turismo en general de un país, El turismo es uno de los ganchos económicos de muchísimas naciones. Y no sería un mal ejercicio fomentar el mismo en los centros hospitalarios de todo el mundo, para ayudar al desarrollo socioeconómico mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *