collage-ciudades-turisticas

Ciudades turísticas se vuelven el aparador de películas X

¿Qué pensarían algunos turistas si tan solo al pisar la ciudad en la que han decidido pasar sus vacaciones, se consiguen con una escena de sexo extremo en medio de la ciudad?. España no es un país en el que este tipo de desnudos y otras escenas sean vistas de mala manera, pero por ser una ciudad donde abundan los turistas, esto si pueden causar una mala impresión en ellos, de hecho, no hay problema alguno con darle de comer a algún niño, pero si se está creando un problema, están superando los límites en dos de las principales ciudades españolas.

En Barcelona la mayoría de los turistas que visitan la ciudad se concentran en la Rambla. Una gran variedad de restaurantes, las estatuas humanas y las tiendas conforman un excelente atractivo turístico para todas aquellas personas que han arribado a España. Pero no solo los viajeros armados con sus cámaras de fotos y sus chanclas tienen intereses en este lugar turístico. Aparte de los turistas, se encuentra una empresa californiana llamada Kink, es una de las mayores productoras y distribuidoras de porno extremo a nivel mundial. Cientos y cientos de turistas se quedan anonadados cuando observan las escenas de mujeres atadas o esposadas paseando como esclavas por las calles de la ciudad, completamente desnudas y al lado de monumentos culturales y religiosos como la Sagrada Familia o el Maremagnum.

Claro está que algunos turistas no se sienten intimidados, sino por el contrario, se atreven a tomar una que otra foto para tenerla de recuerdo, pero no es la misma reacción para todos los turistas, muchos de los que van a disfrutar del paisaje, la buena comida y a realizar algunas compras no se sienten bien con este tipo de espectáculos. De esta forma esta se ha convertido en otra tarea pendiente a la que tiene que hacer frente a un consistorio superado por la masificación del turismo y este tipo de actos en la ciudad.

Luego de que estas escenas se hicieron costumbre por estas zonas de la ciudad, el Ayuntamiento se ha encargado de revisar los protocolos existentes para evitar que este tipo de escenas tomen lugar en espacios concurridos, con la intención de proteger a personas ajenas al rodaje, en especial a los menores de edad. De igual forma, las ordenanzas prohíben practicar el sexo en via publica, sin importar si es con fines comerciales.  Es un descaro, que los turistas reciban multas al igual que los residentes, por tener su cuerpo desnudo las multas rondan de los 300 a 500 euros mientras que para los que tienen poca ropa, las multas rondan de los 120 a 300 euros.

Pero no solo Barcelona se encuentra involucrada en este tipo de espectáculos que dañan la imagen de la ciudad. En Madrid también se han hecho este tipo de funciones. Uno de los principales motivos por los cuales las ciudades españolas son víctimas de este tipo de espectáculos, es porque sus leyes son muy permisivas con el rodaje de este tipo de material. Otros sitios como la plaza del Callao y las céntricas Glorieta de Atocha se han convertido en inusuales  sets de grabación, a pesar de que las leyes permitieron en su momento este tipo de espectáculos, desde ahora los políticos se han puesto de acuerdo y han mostrado su rechazo, han solicitado medidas para prohibir este tipo de rodajes en lugares concurridos y emblemáticos.  

Aunque es una tarea un poco difícil, porque la propia regulación del municipio no requiere permiso para rodar una película, solo se requiere un permiso si esta utiliza un trípode. Es un grave problema, invierten grandes cantidades de dinero, en promocionar un destino familiar, y luego algunas familias pueden terminar observando este tipo de espectáculo.

No olvides compartirlo con tus amigos a través de tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *